NTC

7 Años

0 Comentarios

Delivery de código

El otro día en el trabajo escuche un pedido de cambio de requerimientos vía telefónica, tal cual como hace uno cuando quiere comer pizza un viernes a la noche y no tiene ganas de cocinar. El pobre cadete que tiene que cumplimentar ese pedido, después de despacharse a putiadas, me hizo pensar que la burocracia también puede ser tu amiga.

Si vos tenés un cliente que cuando se le ocurre modificar algo de los requerimientos cerrados, levanta el teléfono y lo hace, estas ante un inmenso problema. Acá entra la burocracia de la que uno tanto reniega. Si le pones al tipo un documento que tenga que llenar para poder atender el cambio que pide, no digo 50 hojas, sino algo que le lleve 15 min de redacción, por pequeño que sea, vas a estar un poco más relajado.

De esto también surge otra cuestión, que si vos dejas que EL redacte el requerimiento, lo más probable es que lo haga de una forma muy pobre y vas a terminar vos refactorizando lo que el quiso decir. Ante esa situación, después de atender el llamado, enviarle un documento con lo que vos entendiste que tenias que hacer para que él lo valide, esto también implica que él se siente a leer, pensar y redactar los cambios. Después de un par de cambios que pida, y vea que no es tan fácil como pedir una pizza, quizás ahí puedas ponerte a ver youtube tranquilamente.

"Hacer un requerimiento debe implicar un mínimo costo para el solicitante.
Si es totalmente gratuito nos inundaremos de proyectos que no son más que “expresiones de deseo”."
(1)

(1) Recomiendo leer esta nota que habla más y mejor sobre esto.